Monumentos históricos

Sevilla en tres días

Descubrir Sevilla en tres días es una experiencia fantástica, ya que esta ciudad tiene una gran variedad de monumentos y sitios destacados. Además, es una de las ciudades más importantes de España y la capital de la comunidad autónoma de Andalucía.

Sevilla es una ciudad histórica, por lo cual es posible visitar plazas o museos, en los que se encuentran todo tipo de colecciones. Asimismo, su gastronomía no pasa desapercibida, por lo que existen muchos restaurantes en los que deleitar el paladar.

La arquitectura de Sevilla resalta por encima de la de otras ciudades españolas, porque posee un gran número de edificios históricos y, además, pertenecen a distintos estilos de arte europeos.

Lo cierto es que visitar Sevilla en tres días es una labor complicada, pues el número de monumentos y lugares importantes es demasiado amplio. Sin embargo, aquí encontrarás una guía muy completa para que aproveches al máximo el tiempo en la capital andaluza.

 

¿Qué ver en Sevilla en tres días?

El número de monumentos de Sevilla es muy amplio, pero sin lugar a dudas los más recomendados son:

 

Catedral de Sevilla

Es un templo católico de estilo gótico y que destaca por ser la catedral más grande del mundo, por lo cual vale la pena visitarla al estar recorriendo Sevilla en tres días. Fue construida entre el siglo XV y XVI sobre lo que era antes una mezquita aljama.

En la catedral de Sevilla se continúa celebrando la liturgia a diario y se celebran la mayoría de festividades importantes de la ciudad. Además, allí se encuentran los restos mortales de algunos reyes de Castilla, como Fernando III el santo, además de acoger los restos de Cristóbal Colón.

 

La Giralda

Es la torre campanario de la Catedral de Sevilla y que vale la pena reseñar a parte, puesto que durante varios siglos fue la torre más alta de España. Además, los dos tercios inferiores pertenecen al alminar de la antigua mezquita de Sevilla. Respecto a la parte superior, se colocó en la época cristiana para dejar allí el campanario.

De la torre llama la atención la estatua de bronce ubicada en lo más alto, llamada Giraldillo, la cual representa el Triunfo de la Fe y que, además, funciona como veleta.

 

Torre del Oro

Es una gran torre ubicada cerca de la plaza de toros de Sevilla y con una altura de 36 metros. El nombre de la torre del oro se debe al brillo dorado que se refleja sobre el río.

Hasta 2005 se creía que el brillo era un revestimiento de azulejos, pero en ese año se realizó un estudio que determinó que se trataba de una mezcla de mortero de cal y paja prensada. Se comenzó a construir en el siglo XIII bajo las órdenes de Abù I-Ulà, gobernador del Imperio almohade, el segundo cuerpo se construyó bajo las órdenes de Pedro I el Cruel en siglo XIV, y el último cuerpo fue completado en el siglo XVIII por un ingeniero.

 

Casa de Pilatos

Es un amplio palacio que pertenece a la Casa de Medinaceli y es símbolo de la arquitectura civil andaluza del siglo XVI.

La casa fue nombrada así porque en ese lugar se celebraba el Vía Crucis antiguamente durante la Semana Santa de Sevilla en el siglo XVI.

Como dato curioso, la casa ha sido utilizada para varias películas de Hollywood gracias a su encanto y belleza. Por ejemplo, 1492: la conquista del paraíso (1992) o Encuentro explosivo (2010).

 

Las columnas de Hércules y Julio César

Las columnas de Hércules y Julio César se encuentran ubicadas en la Alameda de Hércules, uno de los más importantes jardines públicos de España y Europa.

La alameda de Hércules fue construida en 1574 y es de estilo renacentista. Sin lugar a dudas, lo más interesante de este jardín son las dos grandes columnas romanas, cada una con una estatua (Hércules y Julio César).

 

¿Qué hacer en Sevilla en tres días?

Las principales actividades que ofrece la ciudad andaluz son:

 

Visitar la plaza de España

Es una amplia plaza localizada en el parque María Luisa. Fue construida entre 1914 y 1929 por el arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana de 1929.

En la plaza es posible encontrar una fuente o también hermosas torres, que se embellecen más al estar reflejadas en un canal cercano donde se pueden dar paseos en barca. Azulejos coloridos y mosaicos que representan todas las provincias de España, son algunos de los atractivos de esta plaza. 

 

Visitar la plaza de toros y recorrer el museo taurino

La plaza de toros de la Real Maestranza es una de las más importantes del mundo taurino, ya que en ese lugar se presentan los más importantes toreros. Además de ver una corrida de toros, también es posible conocer la historia de la plaza mediante las obras expuestas en el museo taurino.

En el caso de que se desee asistir a una corrida de toros, es fundamental consultar la temporada taurina de la plaza para determinar qué día habrá una. Aunque la feria de abril suele ser la mejor opción, ya que durante esas fechas se presentan los mejores toreros.

Por otra parte, el museo taurino es una buena alternativa para las personas que no disfruten de las corridas de toros. Además, también existe la posibilidad de visitar la capilla de toros.

 

Recorrer el museo arqueológico

El museo arqueológico de Sevilla se encuentra dentro del parque de María Luisa y en él se exponen colecciones de todo tipo, entre las que están obras como Venus de Itálica o mosaico de Baco.

 

¿Qué comer en Sevilla en tres días?

La capital andaluza es reconocida por su gastronomía, por lo que hay una gran variedad de restaurantes que valen la pena visitar y degustar sus mejores platos. Por ejemplo, algunos restaurantes muy buenos son: Eslava, localizado en la calle Eslava, muy solicitado por los residentes, y Al Wadi, ubicado en la calle Jimios.

El tapeo es la forma típica de comer en la multitud de bares que ofrece Sevilla. Pequeñas porciones de comida tradicional o de vanguardia a precios muy económicos. Estos se pueden disfrutar en mesas altas, la barra de un bar o sentados en mesas. Es habitual salir a comer haciendo una ruta de tapas y probar dos o tres bares diferentes.

Si por el contrario buscas comer al estilo clásico, en un restaurante con mesa y mantel, Sevilla también ofrece una gran variedad de locales muy elegantes y con un servicio maravilloso y comida de gran calidad. El Corral del agua, en el histórico barrio de Santa Cruz y la Taberna del Alabardero, en pleno centro de Sevilla, son algunos de los restaurantes de gran calidad que encontrarás en Sevilla.

Si se deseas visitar otro restaurante te invitamos a consultar nuestro artículo sobre restaurantes.

 

¿Qué beber en Sevilla en tres días?

Sevilla es una ciudad en la que hay un gran número de bares, entre los que destacan los ubicados en la calle Gamazo. Numerosas tabernas eran antiguas bodegas convertidas en bares de tapas, y ofrecen vinos de gran calidad acompañando tapas riquísimas. Asimismo, la cervecería internacional localizada a pocos metros de la catedral de Sevilla es la alternativa más adecuada para disfrutar de las mejores cervezas del mundo.

Si te interesa conocer más sitios para visitar en Sevilla, lo puedes hacer aquí.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario